Guía para escribir un ensayo

Martes, Noviembre 5, 2019 | Campus UNED
  • Guía para escribir un ensayo

¿Qué es un ensayo propiamente?

El ensayo lo podemos ver como un tipo de prosa que analiza brevemente un tema, interpretándolo desde la precepción del autor y evaluando sus pociones en contra posición con otras de autores o expertos en el área temática, para Onieva, 2006 un ensayo se define de la siguiente forma “es un escrito en prosa, ágil, generalmente poco extenso, que expone con precisión y entendimiento, una interpretación personal y subjetiva de cualquier tema, sin profundizar en él” (p. 125)

Aquí cabe destacar que un ensayo si bien es subjetivo o busca mostrar nuestra posición debe incluir una triangulación de nuestras ideas versus la de autores expertos en la materia que las fundamenten, a ello le llamamos triangulación de ideas.

Determinar la tesis del ensayo

Antes de escribir el ensayo debemos definir la pregunta o preguntas a las que deseamos dar respuesta, a esto le llamamos tesis, podemos decir de ella que es la idea sobre la cual se construye un escrito tal y como Moreno, Marthe y Rebolledo, 2010 nos indica en el siguiente fragmento “Una tesis es una idea guía; para precisar mejor, es útil expresarla en una oración o en un párrafo. Un escritor experimentado puede tener clara la tesis, aunque no la haga explícita” (p. 52)

Es decir, para poder realizar un buen ensayo debemos definir con claridad la intención comunicativa, esta se refiere a la idea que se desea comunicar o hacer ver al lector desde nuestro escrito, pero esta en el caso de los ensayos debe ser delimitada a nivel de contenido y extensión para evitar crear algo muy amplio, Zazar, 2016, define la intención comunicativa como: “los textos funcionales contiene un mensaje, cuyo propósito depende del contexto en el que son emitidos. En determinada situación o contexto una persona emite un mensaje que está destinado a otras” (p. 7) En este caso al tener como intención comunicativa ideas o visiones del autor debemos definir muy bien una pregunta central que guíe todo el texto.

¿Cuál es la estructura general del ensayo?

El ensayo no cuenta con apartados tal como los tiene un artículo o una monografía, pero si posee espacios muy marcados en el escrito que son fácilmente identificables, se debe indicar que en los escritos tipo ensayo se destacan tres grandes partes: introducción, cuerpo o nudo y conclusiones.

Estas tres partes se distinguen por su tono, su temática y la coherencia que van teniendo entre ellos, en general se sabe que los primeros párrafos serán la parte introductoria, los finales las conclusiones o aprendizajes obtenidos de ondear en el tema.

Parte 1: La introducción.

Esta sección se compone de entre los primeros 7 y 9 párrafos del escrito, en esta se busca dar al lector una mejor lucidez de lo que se quiere tratar en el escrito, pociones y formas en que se abordará, al mismo tiempo dará una serie de tintes generales sobre el tema, la introducción de todo texto es la que define en el lector si continuar leyendo o descartar el escrito por ello debe ser muy convincente, en este mismo orden de ideas Gamboa, 1997, nos dice lo siguiente respecto a esta sección: “El primer paso de la introducción consiste en generar ideas pero ¡cuidado!: se trata de generar ideas sobre una pregunta concreta y no sobre un tema muy amplio. Por lo tanto, habrá que limitar el tema y enfocarlo, es decir, organizarlo de acuerdo con una cierta perspectiva y mediante una serie de preguntas que el escritor se hace a sí mismo” (p. 3)

Recuerde antes de organizar esta serie de preguntas y al abordar el tema en el inicio usar las siguientes técnicas para llamar la atención del lector:

-Use la sorpresa para ello destaque un hecho notable sobre la temática.

-Acuda a la intriga presente datos de poquito a poquito dejando ciertas preguntas que obliguen al lector a continuar hasta el final.

-Use la refutación de ideas inicie con una idea popularmente aceptada entonces desmiéntala con datos claros y certeros que lleven al lector a hacerse más preguntas.

-Ratificar información que ya se conoce y al mismo tiempo se amplié esta.

La autora Gamboa, 1978 dice que muchas veces la introducción se organiza o se desarrolla una vez ya organizado y revisado el ensayo, cuando este tenga coherencia, firmeza y un contenido fuerte se puede proceder a hacer la introducción.

Parte 2: cuerpo o nudo del ensayo

Ahora bien, en esta sección encontramos lo que se denomina cuerpo o nudo, que bien viene a ser el desarrollo del ensayo, este es lo que alimenta la temática de este y según Gamboa, 1997, lo define como: “En el nudo/cuerpo tiene lugar el desarrollo de los aspectos que se indicaron en la introducción. Por lo general, cada aspecto mencionado en la tesis ocupará un párrafo del ensayo. Ahora bien, la organización del nudo/cuerpo variará algo según se escoja una u otra estrategia de argumentación” (p. 4)

Con relación a lo anteriormente mencionado se puede decir que es en esta parte del ensayo que se puede apreciar nuestra capacidad de argumentar y amarrar ideas de forma que tengan coherencia y lleven al lector a comprender nuestra posición, es aquí donde argumentar toma mucha relevancia, es así como Moreno, Marthe y Rebolledo, 2010 nos indican algunos aspectos a tomar en cuenta antes de organizar los argumentos de nuestro ensayo

Para organizar los argumentos, podemos emplear tres procedimientos: a) orden de fuerza creciente: que consiste en comenzar con los argumentos más débiles y dejar los más fuertes para el final; b) orden de fuerza decreciente: que se caracteriza por empezar por os argumentos más fuertes y dejar los más débiles para el final, y c) orden homérico o nestoriano, tal vez el más recomendado, que consiste en comenzar y terminar con los argumentos más fuertes y acomodar los más débiles en la mitad de la argumentación. (p. 53)

Es importante saber que el cuerpo se compone de varios párrafos hablamos de unos 13 o 17 párrafos o más, pero aquí no importa la cantidad si no mas bien la calidad del párrafo que se tenga, muchas veces la calidad del párrafo depende de la ubicación de los argumentos que los alimentarán, es así como International Student, 2019 que nos indica lo siguiente respecto al primer o los primeros párrafos del ensayo: “Para el primer párrafo, debe usar su argumento más fuerte o el ejemplo más significativo a menos que se requiera algún otro punto de partida más obvio (como en el caso de las explicaciones cronológicas).”  Aquí cabe resaltar que nunca se debe utilizar una cita para introducir un párrafo, es incorrecto, tal y como cuando presentas una persona nueva tus amigos debes presentar un párrafo al lector.

Ahora es muy importante conocer algunas otras estrategias para abordar los argumentos dentro de un párrafo de forma que, de coherencia y relación a los mismos, antes de comenzar a escribir el ensayo, es por ello que le brindamos 4 formas de abordar estos:  

  • Análisis: describe los componentes, partes o unidades de un ente, un libro, teoría o tema.
  • Discrepar: esta señala semejanzas o diferencias entre dos objetos o posiciones.
  • Causa y efecto: esta busca los orígenes y consecuencias de un fenómeno, evento o experimento.
  • Esclarecimiento: busca aclarar términos, conceptos o explicar teorías o visiones.

Debe recordar siempre que se escribe en tercera persona plural durante todo el ensayo, debe dar coherencia a los diferentes argumentos mostrados y si bien muestra su visión respecto a un tema debe mostrar las bases en que se fundamenta esta.

Parte 3: La conclusión

Esta sección se puede ver en los últimos 3 o 4 párrafos del texto, lo que busca es básicamente dar una recopilación de ideas a las que se llegan despues de hacer una análisis teórico del tema mostrando a su vez lo que ha podido abstraer el autor, Gamboa, 1997 indica lo siguiente respecto a esta parte: “En la conclusión se invierte la fórmula de la introducción: se empieza con un breve resumen del ensayo y se termina con una frase bien pensada que llame la atención del lector sobre el punto clave del artículo. Esta última frase debe reflejar bien el enfoque del ensayo y a menudo servir para situar la idea central dentro de un contexto más amplio.” (p. 5)

Teniendo todo esto claro debemos indicar que la conclusión no es el final del ensayo, si no viene a ser el inicio de la reestructuración y relectura de él, para ello tome en cuenta estos consejos:

  • Escriba el primer borrador del ensayo.
  • Revise el borrador, léalo en voz alta y corrija.
  • Someta este borrador a comentarios y críticas de otras personas ojalá que dominen el tema.
  • Corregir otra vez el borrador teniendo en cuenta las observaciones y correcciones de las personas que lo leyeron.
  • Lea el ultimo borrador buscando erres, puntuación y ortografía.

Finalmente recuerde escribir es una acción que conlleva tiempo quizás al inicio sea muy difícil, pero practicando lectura, escribiendo regularmente ensayos u otros tipos de escritos podrá desempeñarse con mayor soltura en el arte de la escritura.

 Referencias

Gamboa, Y. (1997) Estrategias de comunicación y escritura. Florida: Florida Atlantic University.

Internatinal Student (2019) International Student. Florida. General Essay Writing Tips. https://www.internationalstudent.com/essay_writing/essay_tips/

Moreno, F. Marthe, N. y Rebolledo, L. (2010) Cómo escribir textos académicos según normas internacionales. Barranquilla: Ediciones Uninorte.

Onieva Morales, J. (2006). Introducción a los géneros literarios a través del comentario de textos. San Juan, PR: Plaza Mayor.

Zarzar, C. (2016) Taller de lectura y redacción 2, Volumen 2. México D.F: Grupo Editorial Patria.