¿Cómo dejar de procrastinar?

Miércoles, Noviembre 13, 2019 | Campus UNED
  • ¿Cómo dejar de procrastinar?

Procrastinar es uno de los problemas más comunes en el día a día de las personas, y con el auge de las redes sociales, tecnología y entretenimiento pues se vuelve mucho más fácil hacerlo. Pues bien esta palabra proviene del latín procrastinare, es así como la interpretaremos de la siguiente forma: en primer lugar diremos que “pro” quiere decir adelante, y por otro lado cratinar proviene de “crastinus” hace referencia al futuro. Es mediante ese análisis que podemos llegar a la conclusión de que la palabra se puede entender cómo, dejar para el futuro aquello que sabes que tienes que hacer en el presente.

Pues si no logras aún tomar inspiración para cumplir con tus tareas, o te vienes dando cuenta que realmente te causa pereza cumplir con tus deberes y terminas procrastinando siempre, pues aquí te tenemos ocho tips para no hacerlo más:

1-Solo hágalo.

Si siempre piensas en el trabajo y en todo lo que tienes que hacer para terminarlo, no serás capaz de lograr nada. Sólo hazlo. En lugar de perder el tiempo, empieza a hacerlo. No te le quedes viendo al reloj, y menos si tienes una fecha límite de entrega. 

2-Divide y vencerás.

Si ves que las tareas a cumplir son muy grandes, aplica esta frase que dije, una de las razones por las que posponemos las tareas es porque las vemos tan grandes que serían imposibles de lograr. Para hacerlo más fácil dividirlas en partes. Ya que las dividiste en varias partes y si aún te resulta abrumadora, dividela de nuevo en más partes. Esto hará que logres las metas poco a poco y cuando te des cuenta todo el trabajo se terminó.

3-Tacticas de guerra del estudiante.

Cuando se hace referencia a esto no quiere decir a que enserio te irás a la milicia, hace referencia a usar nuestras técnicas favoritas: el cronograma y lista de pendientes. Dividir el trabajo en pequeñas tareas incluye realizar un cronograma y una lista de pendientes con plazos realistas para estar seguro de que podrás hacer todo en el tiempo adecuado. También tienes que ver cuál de ellas es más importante y darle prioridad sobre las demás. Recuerda que todo lo que escribas en el cronograma lo debes de cumplir para poder completar todo el proyecto. 

4-Entre dos o más es mejor.

Habrá momentos en los que sientas que necesitas trabajar con alguien o simplemente tener a alguien que te haga compañía mientras trabajas. No es necesario que esa persona trabaje en el mismo campo. Cualquier persona con la que te sientas cómodo puede hacer las cosas más fáciles. 

5-Pon un alto a lo que te distrae.

Algunas veces que no importa qué tan concentrado estés, puedes dejar de estar trabajando por ciertas distracciones de las que ni te das cuenta cuáles son. Acaba con aquello que te pueda llevar a procrastinar. Sé consciente de tus acciones. 

6-Menos estrés más acción.

El estrés es una de las principales razones de la procrastinación. Si estás todo estresado no tendrás buen rendimiento mientras trabajas y terminarás posponiendo las cosas. Asegúrate de disfrutar tu trabajo, duerme suficiente, come saludable, practica algún deporte o ejercicio y haz uso de tu tiempo sabiamente.

7- A veces es bueno tener una rutina.

Si conviertes las tareas repetitivas y aburridas en rutinas, terminarás haciéndolas sin apenas esfuerzo. Las rutinas son hábitos o costumbres que haces de forma casi inconsciente y simplifican tu vida.

8-Aprende a decir NO.

Apuesto a que muchas de las tareas que pospones son compromisos que te has buscado por no decir no

Finalmente como has leído el artículo quiero dejarte una maravillosa idea que puede servir para que inicies este camino contra el hábito de procrastinar: Establece una recompensa para cuando termines esa tarea que se resiste, darte ese tipo de premios siempre ayuda y que se yo puede ser un chocolate o una salida al cine y eso te motive más.